+34 962283650 Calle Portal de San Miguel, 15 bajo

Buscar en la web

Registrar

Como profesional de la salud mental me maravillo ante esa máquina tan compleja y tan frágil llamada cuerpo que cumple su función día y noche.  Su función es clara: sobrevivir y cada vez se lo ponemos más difícil.

Sobrevivir  es lo que ha venido haciendo en los últimos siglos desde que el ser humano empezó a poblar la tierra. Lo que sucede es que las circunstancias de vida entonces , como bien se pueden imaginar, eran muy diferentes a las actuales. Salvando las diferencias obvias, he de decir que nuestro sistema nervioso no está diseñado para soportar y mantener las actuales cargas de estrés que la mayoría llevamos hoy en día.

Nuestro complejo sistema nervioso con toda su red de hormonas,  aminoácidos, neurotransmisores y demás no fue concebida para periodos extensos de estrés. Como especie hemos sido capaces de llegar a donde estamos gracias a  un sistema muy eficiente en donde la ansiedad era una respuesta que nos permitía huir del depredador y enfrentarnos al guerrero tribal con los síntomas ya conocidos: tensión muscular, aumento del ritmo cardiaco, se agudiza la concentración en la tarea, etc. Esa respuesta que entonces nos sirvió en aquel contexto, rara vez tiene esa función protectora en la actualidad.

Ya no tenemos que huir del tigre, ni agacharnos rápido para que no nos alcance el hacha con la que nos querían sesgar la vida. En nuestra sociedad nuestros enemigos no son tan visibles, de hecho  están más cerca de lo que pensamos y pueden ser tan etéreos como las palabras que decimos. Uno de ellos es el grupo de ciertos  metales pesados presentes en el ambiente y otros compuestos que nos dan con la sana y honesta  intención de mejorar en alguna disfunción.

Recientemente he asistido el II Congreso Nacional de Mercuriados (www.mercuriados.org) en el Hospital General Universitario de Valencia con el título de “Mercurio y Riesgos Sanitarios”.

Su intención era la de sensibilizar a la población de un grave problema sanitario pero muy poco conocido y reconocido como es la presencia de mercurio y otros metales pesados presentes principalmente en las amalgamas de los empastes dentales. El gremio odontológico tiene uno de los primeros puestos en tasas de suicidio. Las autopsias reveralon que la silla turca, la base ósea donde se asienta la hipófisis, mostraba una saturación mercurial.

El mercurio es un enemigo sutil y silencioso, que se deja ver después de varios años y con consecuencias graves aunque esto depende de la reacción de cada persona. Puede provocar desde problemas de infertilidad y  espasmos musculares a depresión , irritabilidad y variabilidad del humor. No olvidemos que el mercurio es un tóxico y ya se ha prohibido en los empastes dentales en algunos países como Suecia, Noruega, Rusia y Japón. En España el debate apenas ha comenzado pero con acciones así podemos empezar a reconocer la existencia de un problema y así diseñar un plan de acción. La inconsciencia  suele llevar aparejada consecuencias desagradables. ¿Se ha preguntado porqué hay gasolina sin plomo?

Durante este congreso al que asistieron ponentes como médicos, odontólogos, un químico y los propios afectados, se pusieron de manifiesto ciertas conclusiones. He de decir que todavía hay discrepancia entre la comunidad científica para llegar a un consenso, pero sí hay evidencias cada vez más claras que apuntan a que los crecientes casos de TDAH (Trastorno de Déficit de Atención por Hiperactividad) y autismo están relacionados con unos niveles excesivos de mercurio, el cual se va acumulando en el cuerpo con el tiempo. Es importante también recordar que el mercurio también se encontraba en las vacunas que tanto bebés, niños y adultos recibíamos, desarrollando unos niveles muy por encima de lo que el cuerpo puede tolerar. Aunque en teoría desde el 2004 el mercurio en forma de timerosal se ha  retirado de las vacunas, sería un acto sabio y prudente mirar antes la composición de la misma y decidir en base a la propia responsabilidad y libre albedrío de cada uno.

Las implicaciones que esto tiene a nivel psicológico son enormes  pues algunas situaciones de depresión, ansiedad, autismo, hiperactividad tan frecuentes hoy en día pueden verse más fácilmente desarrolladas por una  intoxicación de mercurio y otros metales pesados como plomo.

Otra excelente ponencia por parte de un odontólogo enfatizaba la importancia de no llevar ningún tipo de metal en la boca pues éstos crean un campo electromagnético que interfiere con el normal funcionamiento de la hipófisis, encargada de la secreción de hormonas relacionadas con la tiroides, la función reproductora y muchas otras.

Si cree que puede tener intoxicación por mercurio u otros metales pesados, puede hacerse un análisis de sangre para ver sus niveles incluso aunque no tenga síntomas actualmente. A esto debemos añadir que el mercurio es solamente uno de los metales pesados a los que estamos expuestos. Lo importante es saber que las consecuencias negativas hacia nuestra salud pueden venir de la suma de todos los tóxicos acumulados en nuestro organismo.

Quiero también terminar este artículo dando un aporte personal al tema de la hiperactividad relacionado con la alimentación actual. Hay evidencia que apunta a intolerancias alimentarias y alergias que favorecen una conducta hiperactiva. Otra posible causa  es una cantidad excesiva de azúcares procesados en la dieta, como golosinas, bollería industrial y refrescos carbonatados. Aspartame, colorantes y potenciadores del sabor deben ser evitados.

Joaquín Juliá Salmerón

Psicólogo colegiado CV-11008.

El mercurio de los empastes de plata produce intoxicación, sobre todo en el momento de colocarlo y de extraerlo”

    La pregunta de si la amalgama dental es peligrosa o no para sus portadores es objeto de una de las controversias más antiguas entre los expertos en medicina. Este material   -llamado también amalgama de plata-  es apreciado desde hace más de 150 años por su buen precio, fácil aplicación y larga duración. Sin embargo, hay que tener en cuenta que está compuesto por un 50 % de mercurio, la sustancia más tóxica que existe, después de los elementos radiactivos. Especialmente peligroso resulta en forma de vapor, tal y como se advierte en un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) elaborado en el año 2002. En él se reconocía que cerca de un 80 % del mercurio inhalado es absorbido por los tejidos pulmonares y llega a través de la barrera de la sangre al cerebro. Además, se añadía que “en el caso de vapor de mercurio elemental, la fuente más importante para la población son las amalgamas dentales”.

    El médico y especialista en amalgama dental Joachim Mutter, del Instituto de Medicina de Medio Ambiente e Higiene en Friburgo (Alemania), calcula que entre todos los europeos sumamos alrededor de 2.000 toneladas de mercurio en la boca, una cantidad que aumenta cada año en unas 120 toneladas. Por otro lado, con el mayor consumo de azúcar industrial en China e India, se ha incrementado también es esos países la presencia de caries y, por consiguiente, la aplicación de este tipo de empastes.

    “Aunque se sabe que el mercurio elemental es neurotóxico, es difícil probar sus efectos”

    La ignorancia sobre este material entre los cuidados es, sin embargo, grande porque, como explica el presidente de la Asociación Española de Afectados por Mercurio da Amalgamas Dentales y Otras Situaciones, Servando Pérez, “no se advierte de los riesgos ni se nombran las alternativas para que la gente pueda optar por una u otra cosa”.

    Aunque se sabe desde hace tiempo que el mercurio elemental y sus compuestos son neurotóxicos fuertes, resulta difícil probar que las molestias y enfermedades sufridas por portadores de amalgama –como dolor de cabeza, falta de concentración, daños renales, taquicardia, depresiones y temblores- provengan realmente de una intoxicación con este metal pesado. Incluso hay quien atribuye la enfermedad de Alzheimer al uso de los empastes grises.

EL MERCURIO ES BIOACUMULATIVO, ASI QUE algunos daños se muestran sólo a lo largo plazo. El químico catalán  Pere Bicardi, que estudia desde hace años la toxicidad de la amalgama dental, constata que todos los pacientes de Alzheimer de una asociación en Figueres llevaban tres empastes y más. Según Mutter, se encontraron, además, altas concentraciones de mercurio en cerebros de muertos que habían padecido esta enfermedad.

    La exposición al mercurio de las amalgamas es mayor al poner o retirar un empaste, lo que tiene especial relevancia para mujeres embarazadas. Mutter y su colega Johannes Naumann descubrieron que una mayor exposición puede provocar autismo u otras perturbaciones en el desarrollo del futuro niño. En cualquier caso la simple presencia de empastes puede ser perjudicial: “Cuando rechinamos los dientes, masticamos chicle, comemos algo ácido o tomamos café, la concentración de mercurio de la boca sube hasta cien veces”, afirma Mutter.

 

    Los defensores de este material replican que faltan pruebas contundentes sobre su nocividad y señalan que se trata de un cuadro clínico difuso.

Así lo reconoce el Comité Científico sobre los Riesgos de Salud Emergentes y Recién Identificados – SCENIHR, en sus siglas en inglés- en su informe actual para la Comisión Europea. En él reconoce el peligro que supone el mercurio para salud y medio ambiente, pero resta importancia al asunto de la amalgama dental y sólo se mencionan “algunos efectos adversos locales que se han visto ocasionalmente”.

 

   En el año 1996 concluyó con un acuerdo una demanda judicial interpuesta por 1500 ciudadanos alemanes contra el entonces mayor productor de amalgama, Degusta. La multinacional pagó 1200 millones de euros para una investigación que llevaba el nombre GAT y que, a pesar de proporcionar unos resultados poco claros, llevó a la prensa alemana a celebrarlo como si éste supusiera el cese de la alarma. Sin embargo, el antiguo fiscal, Erich Schöndorf, afirma que el estudio “lleva la firma de defensores radicales de la amalgama dental” como Thomas Zilker o Stefan Halbach.

 

     EL TRATO DEL TEMA RECUERDA AL DEL TABACO, el amianto o la telefonía móvil. También en esos casos los efectos sobre la salud necesitan muchos años para manifestarse, lo que hace difícil atribuirlos a una causa. El problema es que no se trata sólo de un gran negocio de dentistas y productores de amalgama; también está el temor de estos a una avalancha de demandas.

 

“En Cataluña se recomienda no aplicarla en mujeres embarazadas ni en menores de 14 años”

   Los países escandinavos ya dieron un paso adelante en 1999, cuando la sanidad pública dejó de reembolsar estas amalgamas dentales. Otros países o regiones defienden un uso más restrictivo, como Nueva Zelanda o, desde hace poco, Cataluña. En esta última, la recomendación a odontólogos de no aplicar la amalgama dental a mujeres embarazadas o a menores de 14 años es fruto de varias reuniones entre Pere Bicardi -respaldado por el Colegio de Químicos de Cataluña- y las consejerías de Salud y Medio Ambiente.

   Al saber del peligro que conllevan los empastes de amalgama,  habrá quienes prefieran quitárselos cuanto antes. Ahora bien, Mutter advierte de que muchas de las enfermedades graves comenzaron justamente en el momento de extraer el empaste sin tomar las precauciones necesarias. “El dentista debe saber cómo quitarlo. De un trozo o con un taladrador agudo”, dice. Como otras medidas nombra también una mascarilla con aire externo para la nariz y extractores especiales de aire.

   Pero eso no es todo. Tanto Mutter como la asociación Mercuriados aconsejan desintoxicar el cuerpo luego junto a un especialista que compruebe antes la capacidad renal de segregar metales pesados y que vigile todo el proceso. En casos severos, Mutter utiliza ácido sulfúrico, como el DPMS, aunque Servando Pérez asegura que en España no existe ningún hospital público que emplee este método. En casos leves se han obtenido buenos resultados con el alga Chlorella de procedencia ecológica. Otras plantas que ayudan a expulsar tóxicos del cuerpo son el repollo blanco, el ajo y el hinojo silvestre, el cilantro, el coco y las hojas de papaya.

{youtube}GMbByUlLVd8{/youtube}

 

Daños para el medio ambiente

Teóricamente, los residuos de amalgama se recogen en las consultas del dentista, pero está demostrado que, muchas veces, éstos no se gestionan correctamente y se acaban quemando, lo que supone un grave problema para el medio ambiente y para las personas. Por incineración. “Al incinerarlos, llegan a la atmósfera”, explica Leticia Baselga, experta de residuos de Ecologistas en Acción, y , dada la volatilidad del mercurio, eso significa que puede pasarse dos años desplazándose largas distancias hasta volver a la tierra.

Por caída. Lo mismo ocurre cuando se extraen los empastes. “Al caer, el mercurio se metaboliza en microorganismos y, finalmente, se convierte en metilmercurio, la forma más peligrosas de mercurio, ya que es absorbible por animales y humanos”, añade Baselga. Aunque son, sobre todo, las personas que viven en los países nórdicos y en los polos, como los inuit, los que acumulan mayores concentraciones.

Por el alcantarillado. Pero también a través de os alcantarillados llegan al año cantidades preocupantes de mercurio al medio ambiente: el metal pesado es absorbido por pequeños organismos acuáticos, luego por los peces y, al final de la cadena alimentaria, por el hombre.

En mayo de 1796, Edward Jenner, en base a la "superstición que existía entre las mujeres lecheras de Gloucestershire, según la cual toda persona que hubiera tenido viruela de la vaca jamás padecería viruela",1 inoculó a un niño llamado James Phillips con la linfa de una pústula de viruela de la vaca, hallada en la mano de una ordeñadora.

" fue sobre la base de este único experimento que Jenner lanzó su descubrimiento al mundo, afirmando que la viruela de la vaca era un profiláctico contra la viruela, y para dar un tono científico a su anuncio denominó a la viruela de la vaca con el nombre de "Variolae Vaccinae" (viruela de la vaca)... parecería poco creíble la idea de que en todas de facultades de médicos y cirujanos se hayan tragado la teoría presentada por un boticario de campo sin título, en base a un experimento de escasa seriedad" 2

Sin embargo, existía una muy buena razón que explicaba el apuro de los médicos por aferrarse a un mito infundado y prodigar elogios, crédito y dinero - 30.000 libras que a fines del siglo XVIII significaban una gran fortuna - al emprendedor Jenner. Anteriormente la Facultad Real de Medicina había declarado, en un intento por proteger su inoculación de la crítica extranjera, que: "cuenta con la mayor estima de los ingleses quienes la practican entre ellos de manera más extensiva que antes... la facultad la considera altamente saludable para la raza humana."

Sin embargo, en 1838 surgió una nueva violenta epidemia de viruela a causa de la inoculación, las autoridades habían finalmente visto suficiente; la práctica fue prohibida bajo amenaza de prisión en el año 1840.

Esto hirió el orgullo y redujo la valiosa fuente de ingresos de los médicos; situación que deseaban revertir lo más pronto posible. El anuncio de Jenner les dio la oportunidad.

"Las autoridades médicas que habían solemnemente recomendado a la inoculación como beneficiosa habían sido obligadas a admitir que la misma estaba difundiendo la viruela e incrementando los casos de muertes. Los médicos estaban, por consiguiente, contentos de dar la bienvenida a lo que supuestamente era un proceso no infeccioso por el cual tanto se había bregado... desde esa época el gobierno protegió a la vacunación de cuestionamientos y críticas. No se consideraron los fracasos y se aceptaron las estadísticas confusas". 3 Nada cambia.

La vacuna contra la viruela se obtiene rasurando el vientre de los terneros y luego realizando largos cortes en la piel, donde se frotan los cultivos de viruela. Comienza la fiebre y las heridas empiezan a supurar; se forman escaras encima de la reserva de veneno, a la vez que se impide al animal enfermo e inmovilizado lamer la herida para aliviar el intenso sufrimiento. Después de seis días el ternero es atado a una mesa de operaciones, se sujetan las vesículas y se raspa la mezcla de piel, carne, pus, sangre y pelo, se la mezcla, tamiza y se la coloca en recipientes.

Después de inyectarse esta poción en la piel de los niños de la nación fue que comenzó la epidemia de viruela más grande jamás conocida en el Reino Unido: con un pico de 42.000 muertes en 1871/2 solamente. La línea en el gráfico de muertes por viruela, podría haber desaparecido hacia 1870, permanecía en el mismo lugar en la década de 1920, dado que el aislamiento finalmente derrotó a la plaga creada por la propia medicina.

Después del fiasco inducido por la vacuna, en la ciudad de Leicester se rechazó la vacunación y decidió confiar en la higiene y la sanidad. En 1892/3 Leicester tenía 19,3 casos de viruela cada 10.000 habitantes, Warrington - con 99,2% vacunados - tenía 123,3 casos. El índice de mortalidad de Warrington era más de 8 veces superior al de Leicester. (Wallace : The Wonderful Century, 1898) Dewsbury también rechazó la vacunación y, junto con Leicester tuvieron las tasas de mortalidad más bajas del país.

"Recuerdo a Sheffield y su epidemia de 1887/8. No menos del 98 por ciento de la población había sido vacunada... los vacunadores públicos nuevamente habían conseguido una cosecha mucho mayor en bonificaciones por el "éxito de vacunación" que los de cualquier otra ciudad y aún contaban con 7.000 casos de viruela que se originaba y persistía en un área insalubre de 175 acres con sumideros de desagües conocida como The Croft.

La profesión médica inútilmente llamaba a "vacunar" y "re-vacunar", como si el publico no hubiera tenido ya suficiente. Finalmente, las compuertas del cielo se abrieron piadosamente y las copiosas lluvias lograron lo que 56.000 vacunas no habían conseguido...

Recuerdo el caso de un hombre adulto que entrevisté... Él había sido vacunado en la infancia, tuvo viruela a los ocho años y fue posteriormente re-vacunado tres veces. El hombre murió a causa de la viruela... cuando se publicó el informe oficial... dado que tenía una erupción tan seria que le cubría las marcas de la vacunación, se lo declaró "no vacunado". 4

 

{mospagebreak}

NDICES DE MORTALIDAD POR VIRUELA
- por millón - Inglaterra y Gales
12

En 1903 Estados Unidos tomó las Filipinas e instauró una dictadura militar. "Lo primero que hizo el régimen americano fue poner en marcha una campaña de vacunación para todo el país. Los filipinos habían sido hasta ese entonces un pueblo saludable que tenía una vida simple, feliz en las selvas tropicales con aire puro, aguas limpias, y alimentos naturales... la viruela era prácticamente desconocida...

"Ellos no querían vacunarse, pero fueron rodeados... y transportados a los centros de vacunación donde se les administraron las inyecciones de veneno... la primera gran epidemia fue en 1905... una epidemia continua... hasta 1923 cuando el General Woods comenzó a eliminar las denuncias haciendo creer que finalmente había conquistado a la viruela y terminado con el flagelo..."

"En las remotas islas... los Filipinos tenían más posibilidades de esconderse... en las ciudades la epidemia alcanzó el punto de máximo desastre!. 5

Después de 15 años de vacunación intensiva se registraron 47.000 casos y 16.000 muertes sólo en 1918. 6 La viruela no fue el único efecto de la campaña de vacunación: ... en 1918/20 la malaria mató a 93.000 habitantes, la gripe a 91.000, la tuberculosis a 80.000... disentería, cólera y fiebre tifoidea juntas... 70.000 habitantes." 48

Como beneficio adicional: " No había habido un solo caso de lepra en toda la isla de Hawaii antes de que llegara la noble tarea de Jenner. Para la década del noventa, 10 por ciento de los nativos eran leprosos. 48

Para testear la efectividad de la inmunidad natural versus la vacunación, el personal no vacunado de la clínica naturopática Kingston de Edinburgh invitó a seis médicos a permanecer con ellos en una unidad de aislamiento con viruela.

Los médicos hicieron bien en no aceptar el desafío. 7

Índices de mortalidad por viruela - por millón - Inglaterra y Gales

Los promotores de la vacunación no tienen problema con este gráfico.
El "gráfico no dice nada salvo que hubo una epidemia de viruela en 1870/71". Dr. W F

Bynum del Wellcome Institute para la (versión Wellcome de la) Historia de la Medicina: Los casos de viruela "que sí ocurrieron se dieron casi siempre en personas no vacunadas" Fenner et al "La viruela y su erradicación" 1988.

Ver vídeo 

Le recomendamos que acceda a nuestro Foro de Pacientes , donde podrá contactar con otros afectados y con profesionales, obteniendo información veraz y contrastada. 

Referencias
1. Dr W Hadwen The Fraud of Vaccination Truth Jan/Feb 1923
2. Truth Editorial Jan 10 1923
3. National AntiVaccination League
4. Dr Hadwen Truth Jan 17 1923
5. Vaccination Condemned Elben Better Life Research 1981
6. Phillipine Health Service 1918
7. Daily Mirror 1976
8. New England Journal of Medicine Mar 26 1987
9. Dr R.Nicholson Bulletin of Medical Ethics Aug 1995
10. Mail on Sunday Sep 22 1996
11. D Q Haney Albuquerque Journal Nov 23 1992
12. The Role of Medicine Prof T. McKeown Oxford Univ Press 1976
13. Vaccines Miller N. New Atlantean Press 1992
14. Here's Health Apr 1980
15. Australian Nurses Journal May 1978
16. Journal of Infant Diseases 151: 330-6 1985
17. Journal of the American Medical Ass. Feb 20 1981
18. Sunday Express Dec 17 1989
19. Derbys Times Oct 24 1991
20. South Yorks Times Mar 11 1938


21. The Poisoned Needle McBean E. 1974
22. Birmingham Infectious Disease Hospital report 1932
23. Lancet Mar 16 1935
24. Lancet Nov 14 1909
25. Vaccines do not Protect McBean E.
26. The People's Doctor Newsletter Mendelson 1988
27. Vaccine Bulletin Feb 1987
28. World Medicine Sep 1984
29. Committee on Labour and Human Resources May 3 1984
30. Immunity against Infectious Diseases Mortimer Science May 1978
31. Adverse Events 67-117 Stratton et al Institute of Medicine
32. Isaac Golden PhD Vaccination a Review of Risks... 1991
33. The Natural History of Infectious Diseases Burnett and White 1972
34. Martin J K Arch. Dis. Childhood Mar 1950
35. Lancet vol 3 Sep 1991
36. Morris and Butler Adverse Reactions NZ children - hep B vacc. 1985-88.
37. Drive to Immunize adults is on Mendelson Hol. Health News Sep 1985
38. Vaccine News Summer 1995
39. AIDS chapter from Deadly Deception Nemesis info sheet.


40. Mr G Messenger, breeder Fauna Mag. 11
41. Canine Health Census PO Box 1 Longnor Derbys SK17 0JD
42. Who Killed the Darling Buds of May O'Driscoll C Abbeywood 1997
43. Sunday Times Jan 19 1997
44. Vaccination Social Violence and Criminality Coulter H N. Atlantic 1990
45. Leading Edge Research
46. The Abolitionist May 1 1928
47. Dawbarns solicitors
48. The Blood Poisoners Dole L.
49. Vaccinations - Mass Mind Control Fraser The Truth Campaign
50. Times Mar 21 1996
51. Daily Express May 25 1994
52. Dr T.Stuttaford Times Feb 3 1997

 

 

Subcategorías

Artículos para profesionales de la sanidad.

Position: custom_7
Style: outline

Aquí puedes localizarnos!!!!

Dónde estamos?

Puedes encontrarnos en Xátiva, Algemesí y Valencia. Estamos desde lunes a viernes.
Cedesna
Calle Porta de Sant Miquel, 15
46800 - Xàtiva (Valencia)

Calle San Vicente Martir, 85-1 izq
46007 - Valencia

Avda Generalitat Valenciana, 7-1ª
46670  Algemesí (Valencia)
+34 962 283 650               
+34 692 696 448 
 
   
 
 
CONTAC