+34 962283650 Calle Portal de San Miguel, 15 bajo

Buscar en la web

Registrar

Menú de acceso por especialidades médicas

En mi caso el vértigo no me dejaba ni dar dos pasos sin estar agarrado a algo. El Dr. Ismael Fuentes me lo solucionó.

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

LA MEDICINA NATURAL HA SOLUCIONADO MI PROBLEMA DE MAREOS.

Me he decidido a escribir el siguiente testimonio por si alguna persona lo lee y puede evitar pasar por el sinfín de pruebas a las que me he sometido.
Mi nombre es Miquel, tengo 16 años, desde los 12 he llevado corsé corrector pues se me diagnostico una cifosis. Desde entonces he estado con revisiones continuas y para cada revisión las consiguientes radiografías. En el otoño de 2009 comencé a tener, de forma persistente, una serie de

“mareos” que se repetían varias veces al día. En un principio, no le di importancia, pues estas sensaciones de inestabilidad ya las había sufrido en otras ocasiones, de hecho nunca había podido soportar las bromas en forma de “colleja” pues de inmediato perdía la estabilidad, y si no me sujetaba de algo o alguien podía llegar a caer. A finales de ese año el número de “mareos” era tal que decidimos ir al médico de familia, el cual nos remitió a un neurólogo. 

Tras la primera exploración (encefalograma) por parte neurólogo y no constatar ninguna anomalía, este nos remitió al otorrino. Después de la primera consulta nos indicó que habría que realizar una serie de pruebas, y antes de haberme sometido a toda ellas sufrí mi primera crisis aguda de inestabilidad. Durante estas crisis no podía desplazarme sin la ayuda de otra persona ya que notaba que el suelo se desvanecía bajo mis pies. Al acudir, de urgencias, al otorrino este decidió realizar las pruebas dentro del menor tiempo posible, y además complementarlas con otras ( test de equilibrio, audiometrias, posturometricas, etc). Después de analizar todas las pruebas, y repetirme alguna de ellas, el diagnóstico fue que todo era normal, que problema tendría un origen distinto, y nos remitió otra vez al neurólogo.

 

Una vez superada la “crisis” seguía con la sensación de mareo de forma repetida, con el agravante que de que la luz intensa los aumentaban, el destello de un flash suponía que perdiera el equilibrio de forma inmediata. Así que decidimos consultar con un oftalmólogo quien nos dijo que no había nada anormal en la vista, y que los mareos no tenían ninguna relación con la visión. 
Así que volvimos al neurólogo, después de diferentes tipos de encefalogramas y varios tratamientos y viendo que no respondía a ninguno de ellos, decidió suspenderlos todos. En el mes de septiembre volví a sufrir otra “crisis” aguda por lo que el neurólogo me prescribió la realización de una resonancia magnética del encéfalo y la médula. Tras dicha resonancia, la conclusión fue que no había ninguna patología ni ningún indicio que pudiese explicar dichos “mareos”. 
En el intervalo entre la primera “crisis” (mayo) y la segunda (septiembre) acudí a la revisión del traumatólogo que me había recetado el corsé para una revisión periódica, y le comenté mi caso preguntándole si podría tener alguna relación con las cervicales, pues me notaba el cuello muy tenso y tenia la sensación que si presionaba sobre una zona de la nuca el mareo se intensificaba. Su respuesta fue que era imposible ninguna relación dado que yo era muy joven, y que probablemente fuese un problema muscular que se solucionaría con unas sesiones de fisioterapia. Realicé dichas sesiones, pero desgraciadamente, el problema no se solucionó.


Así que después de todos los especialistas en medicina convencional diesen el mismo diagnostico “todo es normal, no hay ningún problema, estaremos en contacto para ver la evolución”, yo era una persona normal pero con una vida bastante anormal: tenia que llevar gafas de sol incluso en sitios cerrados, no podía soportar una foto con flash, en ocasiones no podía ir a clase pues la sensación de mareo era muy continua, aveces de forma repentina necesitaba cogerme a algo o alguien para no caer. La situación comenzaba a ser algo insoportable.

De forma casual nos hablaron de un profesional de la osteopatía de Xàtiva que había solucionado unos problemas de cefalea y de mareos, a los que nadie había dado un tratamiento satisfactorio, así es como tuve la gran suerte de contactar con Don Ismael Fuentes. Tras la primera exploración me dijo que el problema provenía, principalmente de las cervicales, la cuales estaban totalmente agarrotadas, pero que tenía solución. Después de esta primera consulta y tras sus manipulaciones, noté la primera mejoría en mucho tiempo. Siguiendo su tratamiento en las sucesivas consultas, mi situación fue mejorando de forma paulatina, hasta que un mes después, me encuentro totalmente recuperado. GRACIAS a él mi problema ya está solucionado los mareos han desaparecido, noto una mayor estabilidad en mis desplazamientos y ahora si puedo llevar una vida NORMAL.

Este es mi correo electrónico:

Visto 2005 veces

Lo último de Miquel Carrión

Inicia sesión para enviar comentarios
Position: custom_7
Style: outline

Aquí puedes localizarnos!!!!

Dónde estamos?

Puedes encontrarnos en Xátiva, Algemesí y Valencia. Estamos desde lunes a viernes.
Cedesna
Calle Porta de Sant Miquel, 15
46800 - Xàtiva (Valencia)

Calle San Vicente Martir, 85-1 izq
46007 - Valencia

Avda Generalitat Valenciana, 7-1ª
46670  Algemesí (Valencia)
+34 962 283 650               
+34 692 696 448 
 
   
 
 
CONTAC